Encuentra la mejor almohada viscoelástica para un descanso perfecto

Cuando se trata de dormir bien, tener la almohada adecuada puede marcar la diferencia. Un tipo de almohada que ha ganado popularidad en los últimos años es la almohada viscoelástica, también conocida como almohada de espuma con memoria. En este artículo, exploraremos qué hace única a una almohada viscoelástica, las ventajas que puede ofrecer y cómo elegir la mejor para tus necesidades.

¿Qué es una almohada viscoelástica?

Una almohada viscoelástica está hecha de un tipo de espuma que puede amoldarse a la forma de tu cabeza y cuello cuando te tumbas sobre ella. Esta espuma también se conoce como espuma con memoria, ya que «recuerda» tu forma incluso después de levantarte. La espuma viscoelástica fue desarrollada por primera vez por la NASA en los años 70 para ayudar a los astronautas a amortiguar el impacto de las fuerzas G durante el despegue y el aterrizaje. Con el tiempo, esta espuma se adaptó al uso comercial y ahora se utiliza en diversos productos, como colchones y almohadas.

Beneficios de una almohada viscoelástica

Uno de los principales beneficios de una almohada viscoelástica es que puede ayudar a aliviar los puntos de presión. Cuando te tumbas sobre una almohada tradicional, el peso de la cabeza no se distribuye uniformemente, lo que puede provocar una incómoda presión en el cuello, los hombros y la espalda. Una almohada viscoelástica se adapta a tu cabeza y cuello, distribuyendo el peso uniformemente y reduciendo los puntos de presión.

Otro beneficio de una almohada viscoelástica es que puede ayudar a reducir los ronquidos. Al mantener la cabeza y el cuello alineados, una almohada de espuma viscoelástica puede ayudar a mantener abiertas las vías respiratorias, reduciendo los ronquidos y mejorando la respiración durante el sueño.

Las almohadas viscoelásticas también son hipoalergénicas, por lo que son una buena opción para las personas alérgicas o asmáticas. A diferencia de las almohadas tradicionales, las almohadas de espuma viscoelástica no atrapan ácaros del polvo, pelos ni otros alérgenos, lo que las convierte en una opción más higiénica.

Cómo elegir una almohada viscoelástica

Al elegir una almohada viscoelástica, debes tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, querrás elegir el nivel de firmeza adecuado a tus necesidades. Algunas almohadas viscoelásticas son muy firmes, mientras que otras son más blandas y flexibles. Tu posición preferida para dormir también influirá en el nivel de firmeza que necesites. Por ejemplo, si duermes de lado, necesitarás una almohada más firme para mantener la cabeza y el cuello alineados.

También deberás tener en cuenta el tamaño de la almohada. Las almohadas viscoelásticas están disponibles en varios tamaños: estándar, queen y king. Elegir el tamaño adecuado dependerá del tamaño de tu cama y de tus preferencias personales.

Por último, deberás tener en cuenta la funda de la almohada. Busca una funda que sea transpirable y fácil de limpiar. Muchas almohadas viscoelásticas vienen con fundas extraíbles y lavables, lo que puede facilitar su mantenimiento.

Las mejores almohadas viscoelásticas del mercado

Ahora que hemos explorado lo que hace única a una almohada viscoelástica y las ventajas que puede ofrecer, echemos un vistazo a algunas de las mejores almohadas viscoelásticas del mercado.

1. Almohada viscoelástica Eden. Almohada Eden de Coop Home Goods – Esta almohada está hecha de espuma viscoelástica triturada, lo que te permite ajustar la firmeza y la altura a tu gusto.

2. Almohada TEMPUR-Cuello de Tempur-Pedic – Esta almohada está diseñada específicamente para personas que duermen de lado y tiene una forma contorneada para proporcionar un apoyo óptimo.

3. Almohada de espuma viscoelástica Contorno Fresco de Sleep Innovations – Esta almohada tiene una forma contorneada única para proporcionar apoyo a la cabeza y el cuello, a la vez que te mantiene fresco durante el sueño.

4. Snuggle-Pedic Ultra-Luxury Bamboo Shredded Memory Foam – Esta almohada está fabricada con materiales ecológicos y tiene una exclusiva funda Kool-Flow que te mantiene fresco durante toda la noche.

Conclusión

Una almohada viscoelástica puede ser una gran inversión para tu calidad de sueño y tu salud en general. Tanto si buscas aliviar los puntos de presión, reducir los ronquidos o encontrar una opción hipoalergénica, hay muchas almohadas viscoelásticas disponibles en el mercado que se adaptan a tus necesidades. Teniendo en cuenta factores como el nivel de firmeza, el tamaño y el material de la funda, puedes encontrar la almohada viscoelástica perfecta para proporcionar un descanso nocturno perfecto.

Deja un comentario